Sobre la falta de liticonsorcio en demandas por posibles problemas con las inversiones y otros problemas económicos

A continuación se va a analizar la falta de litisconsorcio, una falta de litisconsorcio que se analizará desde la vertiente del proceso civil.

El art. 416. 3 LEC contempla la falta del debido litisconsorcio como una excepción procesal distinta de la falta de legitimación procesal plena.
La normativa procesal civil anterior, establecida en el art. 533. 4 LEC/1881, reconducía esta excepción a la posible alegación por el demandado de su propia falta de personalidad, por no tener el carácter o representación con que se le demandaba.

En base a tal previsión, los supuestos a los que se hacía extensiva tal excepción se concretaban tanto en la falta de legitimación absoluta del actor o del demandado  como en la falta relativa de legitimación; de forma que cuando la falta era absoluta se hablaba de falta de legitimación plena y cuando esta falta era relativa, porque había de ser compartida con otros, se hablaba de falta de litisconsorcio, esto es, falta relativa de legitimación por inadecuada constitución de la relación laboral por existir un litisconsorcio -activo o pasivo- necesario.
La figura del litisconsorcio pasivo necesario, de creación jurisprudencial,  se fundamenta en la exigencia de que el actor dirija su demanda frente a todos los sujetos que hayan formado parte de la relación jurídica procesal objeto del litigio, puesto que todos ellos se verán afectados por el resultado de la sentencia que en su día recaiga.
De esta forma, la jurisprudencia ha vinculado la obligación de actor de establecer en su demanda el debido litisconsorcio pasivo necesario con el derecho de defensa, el de audiencia, y en definitiva, con el derecho a un proceso con todas las garantías y a obtener la tutela judicial efectiva proclamada en el art. 24 CE.
Así pues, como presupuesto procesal cuya falta puede provocar el sobreseimiento del proceso, podrá resolverse en el trámite de la audiencia previa, cuando el demandado la haya denunciado en la contestación a la demanda y aunque la LEC no lo haya previsto expresamente, también podrá ser apreciada de oficio por el juez.
Una vez alegada por el demandado, el art. 420 LEC permite su integración a la litis en este momento procesal, tanto de forma voluntaria como provocada.

Los préstamos hipotecarios son vistos como fuente de tensión por el BCE

Los préstamos hipotecarios son una fuente importante de dificultades para los bancos que pertenecen a la zona euro, pero las medidas macroprudenciales han evitado, hasta el momento, desarrollos adversos en ese aspecto, tal y como mencionó la presidenta del regulador bancario del bloque a una agencia de prensa eslovena.

Los tipos de interés extremadamente bajos que existen en la zona euro han aumentado considerablemente las posibilidades de que se formen burbujas de activos y el Banco Central Europeo ha advertido que los activos inmobiliarios comerciales han llegado a estar extremadamente sobrevalorados.



Daniele Nouy, jefa del mecanismo único de supervisión del BCE, dijo para una reciente entrevista con la agencia de noticias que "Una posible fuente de dificultades para los bancos son los créditos hipotecarios". También mencionó que "Hasta ahora no hemos visto desarrollo adverso alguno". 

Además, Daniele Nouy añadió que: "Se han tomado algunas medidas macroprudenciales bajo la forma de limitar los ratios entre crédito y valor y entre crédito e ingresos. Esto probablemente está ayudando".

El Banco Central Europeo elevó las posibilidades de un nuevo recorte de tipos de interés este jueves pasado e hizo hincapié en que los tipos de interés permanecerán de forma excepcional muy bajos por un período prolongado de tiempo, mientras se  está luchando por acelerar la inflación desde los actuales niveles cercanos a cero.

El Banco Central Europeo tiene bastante claro que la banca tiene un papel fundamental en lo que se conoce como escenario económico europeo que se vive actualmente. Con una recuperación muy lenta y una inflación bastante alejada de los objetivos deseados, la máxima autoridad monetaria en la zona Euro está convencida de que una mayor fluidez del crédito tanto a familias como a las compañías o empresas es la mejor y más rápida vía para poder acelerar el crecimiento e impulsar al alza los precios.

O al menos, eso es lo que ha dejado ver el Banco Central Europeo en la última reunión oficial que ha tenido lugar, en la que ha decidido penalizar con mayor énfasis y dureza las entidades financieras que no hagan circular el dinero y, a su vez a las que no amplíen en el tiempo su programa de estímulos. 

Los préstamos del lado oscuro comienzan a causar furor

No cabe duda alguna, lo que se conoce como el sistema financiero paralelo está comenzado a comer terreno a las entidades tradicionales de toda la vida. Es evidente que este sistema financiero, esta industria, es capaz de brindar nuevas e interesantes posibilidades en cuanto a nuevas opciones de crédito se refiere.

Este sistema crediticio paralelo ha logrado crecer a pasos agigantados en el último lustro y se puede decir que equivale al 12% de todos los activos financieros que hay en el mundo. El shadow banking brinda unas nuevas vías de financiación a las empresas así como opciones de ahorro a los inversores, pero su acelerado crecimiento ha encendido las alarmas por el riesgo que lleva asociado.



Cabe señalar que un sistema financiero paralelo podría llegar a tener un efecto devastador, tanto o igual como la crisis financiera de 2007.  El primer problema para entender el desafío que plantea la banca en la sombra surge en su definición. Javier Méndez Llera, secretario general del Instituto Español de Analistas Financieros (IEAF), reconoce: “Existe una discusión importante sobre su definición y, por tanto, los tipos de actividad que incluye. Esto no es algo baladí, ya que una definición más amplia que otra implica diferencias sustanciales en relación con el tamaño del problema”.

El Financial Stability Board define esta industria como un “sistema de intermediación crediticia conformado por entidades y actividades que están fuera del sistema bancario tradicional”. Es decir, que tras conocer su definición, se puede decir que los activos de la banca en la sombra al cierre del año 2014, últimos datos disponibles, suman hasta 36 billones de dólares, lo que equivaldría al 59% del PIB de los 26 países que aportan datos al Financial Stability Board.

La ingeniería financiera avanza muy rápido de modo que las actividades que engloba el shadow banking son muy cambiantes en el tiempo. En el periodo comprendido entre los años 2011 y 2014, los activos financieros de la banca en la sombra aumentaron a una tasa anual del 6,3%, sin embargo, el tamaño del balance de la banca tradicional únicamente lo hizo a un ritmo del 5,6%. 

Los bancos tradicionales están sujetos a una regulación muy estricta en cuanto a solvencia y liquidez se refiere, y hay instituciones no bancarias que se aprovechan de esa ventaja para ofrecer préstamos en unas mejores condiciones y ocupar un espacio donde los bancos no pueden llegar. 

El top ten de los riesgos mundiales para la recuperación económica

Qué la economía mundial se afronta a grandes retos no es una novedad, ahora bien, desgranar estos retos resulta indispensable si se quiere conocer aquellos aspectos de índole global que pueden poner en jaque la tan manida recuperación de la economía, veamos aquí un resumen de los 10 riesgos globales principales.

En primer lugar, el parón de la economía China supone un grave riesgo para la economía mundial en su conjunto. Los efectos de esta frenada ya se están empezando a notar con fuerza en todo el mundo y es que el efecto contagio ya ha empezado, con más virulencia sobre todo desde que todo parece indicar que este frenazo puede ser más profundo y más acelerado de lo que se preveía.



Las tensiones entre Irán y Arabia Saudí aún tensan más la cotización del petróleo y ello puede tener serias consecuencias para la economía mundial. Un desplome aún mayor del valor del crudo o un mantenimiento sostenido de los precios bajos actuales conviene a muy pocos y sin duda no sería una buena noticia para la economía global.

El conflicto de Rusia con Ucrania es otro de los grandes focos a tener presentes en este año 2016 y es que este conflicto sin duda aún está muy lejos de resolverse a pesar del decrecimiento mediático que haya podido tener en estos últimos meses.

El laberinto griego no ha dejado de ser un problema para la economía global y su devenir dependerá de las medidas que se apliquen o dejen de aplicar por parte de su gobierno.

El sentimiento antieuropeo que ha anidado en algunos países europeos también amenaza la estabilidad de la economía en su conjunto. Estos movimientos no tienen una fuerza parlamentaria mayoritaria, pero sin duda tienen una fuerza importante y puede interferir y mucho en el devenir del proyecto de construcción europea.

Si a todo ello le sumamos el riesgo de salida de la Unión Europea si así lo deciden en referéndum sus ciudadanos y también las tensiones que genera la crisis de refugiados sirios en el seno de todos los países de la UE, la estabilidad de Europa en su conjunto aún, si cabe, queda más en entredicho.

Finalmente, no se debe dejar de mencionar el riesgo que supone la entrada en depresión economía de un gigante como Brasil, el terrorismo internacional en su conjunto o el resultado de las elecciones que se celebrarán en los USA en este año 2016.