¿Qué motiva la solicitud de los préstamos sin nómina?

Cuando se habla de las motivaciones que impulsan a solicitar préstamos sin nómina se puede estar hablando de una doble motivación. Por un lado, se puede estar hablando de aquello que motiva a solicitarlos según el uso de los mismos y, por otro lado, se puede estar hablando de los motivos por los cuales solicitar uno de estos préstamos y no, por ejemplo, otros que se ofrezcan en otros lugares como los bancos. En este artículo se va enfocar el tema desde ambas vertientes.

Si se habla de las motivaciones que impulsan a la solicitud de este tipo de financiación según las necesidades y el uso de la misma decir que las motivaciones resultan extremadamente variadas. En realidad resultan tan variadas como personas existen, pues los mismos pueden ser utilizados para cualquier necesidad personal o profesional que se pueda tener.

Las motivaciones son múltiples pues tanto le servirán si usted es un particular que busca pagarse en un viaje, pagar los estudios de sus hijos, comprarse un coche o reformar todo su hogar, entre otros muchos ejemplos que podrían ponerse, como si usted lo que desea es financiación para financiar su empresa, para liquidar sus deudas o lo que sea. Por todo ello, no existe una única motivación que impulse a solicitar estos préstamos según su uso, pues todo uso es admisible y válido para los mismos.



En relación a las motivaciones que impulsan a escoger este modo de financiación en lugar de escoger otro tipo de préstamos personales como los ofrecidos por entidades bancarias, los motivos también son diversos y resultan claros y delimitados: este tipo de créditos sin nómina son mucho más accesibles que los préstamos bancarios, tienen unas mejores condiciones de concesión y, por tanto, se puede acceder a ellos cuando acceder a los préstamos bancarios no resulta posible.

Así, por ejemplo, una de las principales motivaciones que puede darse para solicitar este tipo de préstamos es que usted esté buscando financiación, pero no disponga de nómina y entonces los bancos le denieguen el crédito. Lo mismo sucede en los supuestos en los que usted pueda llegar a tener una nómina, pero la misma pueda no llegar a ser lo suficientemente abultada para que los bancos le den crédito.

Por el contrario, como antítesis al modelo anterior en los préstamos sin nómina alternativos a la banca usted encuentra préstamos que pueden ser concedidos y que son concedidos sin que le requieran de nómina alguna, del mismo modo que tampoco se le solicita contrato de trabajo, etc.

Otra de las motivaciones puede darse en los supuestos en los que usted teniendo nómina o no disponiendo de la misma y teniendo usted contrato de trabajo o bien careciendo del mismo se encuentre inscrito en ficheros de morosos como el Asnef y los bancos le denieguen también el acceso al crédito. Una vez más, en estos supuestos los préstamos sin nómina contribuirán a solucionarle el problema pues los mismos le podrán ser y le serán concedidos también sin tener ninguna importancia su historial crediticio.