La vivienda vuelve a ser rentable

Si dispone de capacidad para comprar una vivienda en estos momentos puede volver a ser una interesante opción de compra. La vivienda vuelve a ser rentable en España (en algunas partes, no en todas) y Sevilla, Madrid, Zaragoza y Barcelona encabezan el ranking de rentabilidades ofrecidas por las viviendas.

Sin duda, muy lejos se está de las rentabilidades brutas que la vivienda ofrecida en los años anteriores al estallido de la burbuja inmobiliaria. Concretamente, en estos momentos hablar de rentabilidades brutas que rozaron el 25% a principios del siglo XXI queda una quimera, pero también parece una quimera y atrás quedan en la retina de quienes lo han sufrido los gravísimos descensos sufridos en las rentabilidades de la vivienda a partir del año 2008 y, muy especialmente, en los años 2012 y 2013 donde las rentabilidades negativas llegaron a superar los 2 dígitos y situarse en cifras de casi un -15%.

Actualmente, en este año 2015 las cifras de rentabilidades brutas se han llegado a situar en el 8’6% (cifras de junio del 2015).



Hablando concretamente de las rentabilidades brutas por alquiler, sin duda el mercado también muestra una clara línea ascendente. Una línea ascendente tan clara que incluso sitúa a los porcentajes en cifras no iguales, pero si cercanas a las rentabilidades por alquiler que se obtenían en los años previos al estallido de la denomina burbuja financiera.

Concretamente, en cifras de junio de este año 2015 las rentabilidades brutas por alquiler obtenidas alcanzan el 4’58%, cerca de las cifras de 5’04% del año 2002 e incluso superiores al 4’45% del año 2003 y, por supuesto, muy superiores, a las rentabilidades bajo mínimos de los años 2007 y 2008. Años donde las rentabilidades brutas obtenidas por el alquiler fueron de tan sólo un 2’86% y un 2’82% respectivamente.

Todas estas rentabilidades deben de ir sumadas a la revalorización que los mismos están viviendo. Y, además, se debe tener muy presente que no sólo las viviendas están ofreciendo interesantes rentabilidades, sino que otros activos inmobiliarios también las están ofreciendo.

Así, por ejemplo, la rentabilidad de los locales comerciales con poco menos del 8% (concretamente un 7’5%), las oficinas con una rentabilidad que bordea el 7% y los garajes que se acercan al 5% (específicamente un 4’6%) son también activos inmobiliarios a tener muy en cuenta llegado el momento de financiarse para invertir en ellos o llegado el momento de invertir en ellos directamente.

El alquiler de viviendas está arraigando fuertemente en España. Tal arraigamiento hace que los precios se estén empezando a disparar y, por ejemplo, en Barcelona la subida de los alquileres ya supera el 6% y en Madrid se acerca al 5%. Tanto está creciendo el mercado de alquiler en España que tan sólo en el último trienio el país ha sumado 1.000.000 de viviendas en alquiler, lo que supone un crecimiento que se acerca al 50% del mercado de arrendamientos.

Todo lo anterior, sumado a otros factores, hace que se esté en un momento en el que sea muy interesante invertir en una vivienda sobre todo para fines de alquiler y es que como puede verse las rentabilidades y los rendimientos empiezan a ser realmente jugosos.