Aumenta el acceso a la financiación, aumenta el capital privado disponible

Los datos de los últimos meses invitan a pensar en una recuperación del mercado de acceso a la financiación disponible en los canales tradicionales bancarios, además que demuestran una salud de hierro en los créditos sin nómina ofrecidos por el capital privado.



Ciertamente desde el “crash” financiero iniciado en los últimos años de la primera década de este siglo XXI hasta hace pocos meses, las cifras de concesión de préstamos personales por parte de las entidades financieras se ha encontrado bajo mínimos, y si el acceso a la financiación se ha mantenido abierto ha sido gracias a los préstamos concedidos por el capital privado.

Créditos sin nómina vs financiación bancaria convencional
Visto lo anterior  resulta lógico entonces comprender las cifras de crecimiento de la concesión por parte de las entidades financieras, y sin duda ello son unas cifras a saludar y celebrar pues permiten que el sector vaya recobrando la normalidad, hacen que el sistema se mantenga saludable y potencia la presencia del capital privado como financiación en ocasiones alternativa y en otras ocasiones complementaria o sustitutiva de la bancaria.

Concretamente entidades financieras como Bankia por ejemplo han aumentado un 74% la concesión de créditos en lo que se lleva de este año 2015. Sin duda, este dato de esta entidad financiera es muy relevante pues si bien  no precisamente todos los bancos lo han aumentado del mismo modo, sí que es cierto que el dinamismo regresa al sector.

Tal y como se decía son datos a celebrar y, por supuesto, suponen un beneficio inmenso para los clientes que contratan los servicios de intermediación financiera de nuestra compañía pues se encuentran con un abanico más abierto de posibilidades en ese segmento, pero sin duda no es suficiente, ni lo será en los próximos años.

Una nueva realidad y un futuro prometedor para los préstamos sin nómina

Sin duda no resulta suficiente, pues por un lado aumentos tan elevados porcentualmente en la concesión del crédito no significa realmente que se estén concediendo los suficientes, pues no se debe olvidar que las cifras de concesión venían de muy abajo en las entidades bancarias como mínimo a lo largo del último lustro, y no es suficiente pues esas cifras esconden que dejan fuera del acceso a la financiación a una infinidad de clientes que no cumplen con los requisitos establecidos por el nuevo terreno de juego bancario.

Y, es por todo ello, que las cifras de los préstamos sin nómina, de los préstamos personales ofrecidos por el capital privado  ya no sólo se mantienen estables en los últimos años, sino que siempre muestran un claro crecimiento y su crecimiento en los próximos años está más que garantizado.

Los créditos sin nómina ofrecen un nivel de acceso a la financiación que no ofrecen los préstamos bancarios, así cubren un segmento de mercado que ya no simplemente han dejado de cubrir las entidades bancarias en el momento actual, sino que estas entidades bancarias, el sector del crédito bancario en su conjunto ya no volverá a ser (en realidad,  nunca lo fue por completo y por eso los créditos sin nómina han funcionado desde mucho antes incluso del estallido de la burbuja financiera que derribo la estructura de muchas entidades bancarias) lo que fue.

El entorno actual y futuro es propicio para solicitar los créditos sin nómina pues por mucho que pueda crecer porcentualmente en los próximos meses y en los próximos años el crédito bancario nunca podrá ya más ser el único referente financiero pues por un lado tal y como se comentaba deja fuera a un segmento de clientes muy importante, y por otro lado nuevas formas de financiación, ágiles y modernas se abren paso quitando el monopolio de la financiación a las entidades bancarias tradicionales.

La ventaja de acceder con nosotros a la financiación es que encontrará la posibilidad  de acceder a los préstamos sin nómina de una forma ágil, rápida y sin complicaciones. En pocas horas podrá tener concedido el préstamo y disfrutar del mismo.

Finalmente, resulta muy interesante de destacar un dato: el aumento del crédito otorgado por las entidades bancarias va asociado indefectiblemente a una vinculación muy alta del cliente con la entidad y también va vinculado a disponer de un nivel de perfil crediticio muy elevado. Estos elementos impiden ya no sólo que muchas personas tengan acceso a la financiación, sino que impiden que muchos emprendimientos, que muchos negocios existentes perfectamente viables, puedan tener el acceso al crédito que requieren para poder seguir adelante.

Por el contrario, los créditos sin nómina no exigen ni una alta vinculación con la compañía, ni exigen disponer de un perfil crediticio de alto nivel, eso facilita que porcentualmente el crédito fluya de una forma mucho más elevada  que el convencional tanto para los usos particulares, como para los autónomos o las pymes.