Aspectos a tener en cuenta en los préstamos personales

Cuando se va a solicitar un préstamo personal es muy común tener dudas al respecto sobre los términos más importantes de los mismos y las implicaciones que estos términos tienen o pueden tener en el bolsillo del solicitante. Así, dada la importancia de conocer los términos clave de los préstamos personales, en este artículo usted encontrará información relevante en este campo.


Sobre el concepto de préstamos personales


Antes de adentrarse el artículo en destacar y conocer los principales términos de los préstamos personales conviene detenerse un momento en hablar del mismo concepto de préstamos personales.

En realidad, cuando se está hablando de préstamos personales usted debe tener bien presente que no se está hablando de un único préstamo o ni tan siquiera de un determinado número de préstamos pero de iguales características, cuando se habla de préstamos personales se debe entender dentro del ámbito más amplio del concepto “personales”.

Dicho de otro modo, podrán ser préstamos sin nómina, créditos sin nómina, préstamos para que usted se compre una cosa o para que liquide unas deudas, pero todo ello son préstamos personales. Serán garantizados mediante garantías personales o garantías patrimoniales, pero si los mismos son concedidos a usted como persona individual los mismos son préstamos personales en toda regla.

Lo que marca la diferencia entre buenos y malos préstamos personales


Luego cabe decir que  del mismo modo que el abanico de préstamos personales es muy amplio en su mismo concepto también resulta muy amplio el abanico de condiciones en los que se ofrecen uno y cada uno de estos préstamos personales.

Así, conviene conocer al detalle cada una de las condiciones cada uno de los proveedores de crédito que ofrezcan la financiación pues las condiciones son muy distintas y son sin duda el gran elemento de cribado entre lo que son buenas propuestas financieras y lo que directamente no lo son.

Lo anterior lleva, ahora sí, a adentrase definitivamente en aquellos términos que resultan más determinantes en los préstamos personales (por supuesto entre ellos en los préstamos sin nómina) y las implicaciones derivadas de estos.

El primer gran punto a tener presente en los préstamos personales son los costes adicionales asociados a estos. En este punto no se está hablando del interés a satisfacer por la obtención del dinero prestado que debe tratarse independientemente, sino que se habla de costes añadidos a la misma solicitud del préstamo. En este punto debe conocerse muy bien aquellas comisiones de estudio o de apertura que pueden existir. Este es uno de los puntos clave que puede determinar entre aquellos prestamistas privados que cobran este tipo de comisione y los que no lo hacen ofreciendo estos últimos unos productos financieros mucho más ventajosos para sus clientes.

Del mismo modo que para la apertura de un préstamo personal algunos proveedores de crédito pueden querer cobrar comisiones, también para el caso de la cancelación del crédito pueden querer cobrar comisiones. Concretamente, se trata de las comisiones por amortización anticipada que algunos prestamistas particulares (y otros agentes que ofrecen financiación, como por ejemplo los bancos). Una vez más el cobro o no de este tipo de comisión puede marcar la diferencia entre un buen o un mal préstamo personal diferenciando entre quienes cobran este tipo de comisiones y quienes no las cobran.

Aún en el punto anterior decir que la amortización anticipada se da cuando se decide pagar anticipadamente aquello que se tenía que pagar en más plazo. Dicho de otro modo, si se tienen 10 años para pagar el préstamo y cuando se llevan (por poner un ejemplo) 2 años todo lo que queda del préstamo eso es amortizarlo anticipadamente. Tiene sus ventajas y sus desventajas, depende del caso pero ello debería ser en todo caso en un artículo independiente destinado a ese asunto en concreto.

Sin duda el tipo de interés aplicable es otro de los términos a tener muy presente en los préstamos personales. En este ámbito debe sobre todo poner especial atención en lo que determine la TAE que le ofrezcan, es decir la Tasa Anual Equivalente. Este porcentaje será el coste global en intereses que deberá satisfacer por el préstamo personal que se le conceda por ejemplo a través de un préstamo sin nómina.

Finalmente, aspectos como los plazos del préstamo personal en cuestión, los requisitos para concedérselo o la vinculación que se le exige para otorgárselo son términos muy importantes a tener en cuenta ante cualquier petición de crédito. ´

En el último de los supuestos mencionados en el párrafo anterior, en el caso de la vinculación decir que comúnmente este aspecto no aplicará en los préstamos personales solicitados a prestamistas personales pues es más un concepto vinculado a las entidades bancarias que son quienes habitualmente le pueden exigir disponer de otros productos contratados con susodicha entidad para otorgarle el préstamo personal que solicite.