Se abarata el precio de los créditos un 25%

La inyección de dinero en los bancos ha permitido que este fluya a ritmo creciente hacia la economía, permitiendo que se abaraten los precios de manera creciente. El interés medio de los créditos que se otorgaba a las familias y empresas disminuyó, tanto es así que llegó a cifras aproximadas del 25% durante el año 2014.

Se abarata el precio de los créditos un 25%

Es un resultado de la necesidad imperiosa de este sector para optimizar la disminuida rentabilidad, ésta ha ocasionado un conflicto de captación de clientes para impulsar las cuentas de dos maneras; mediante la multiplicación de las operaciones y la conexión con contrataciones de productos que crean comisiones impuestas para tener acceso a ofertas más atractivas.

Este conflicto redujo la media del interés para los nuevos créditos en un rango situado entre el 0,683 y el 1,301% en el año anterior, según se pueden observar en las últimas estadísticas del Banco de España. Si existe un sector que ha salido muy beneficiado por el enfrentamiento comercial ha sido el de las pequeñas y medianas empresas. Ya que los créditos para sociedades que tenían cifras menores al millón de euros, ligados usualmente a pymes, el interés disminuyó desde el 5,547% hasta el 4,246% durante el año, esto significa 1,301 puntos de retroceso. Son cifras medidas en TAE porque constituyen un fiel indicador que muestra los precios incluyendo comisiones devengadas, además de otros costes ligados al contrato, junto con el tipo de interés nominal.

Los precios de las hipotecas bajaron en diciembre al 2,627% si lo comparamos con el 3,310% de los anteriores doce meses, observamos que hubo un recorte de 0,683 puntos y el crédito al consumo varía desde el 9,378% al 8,527%, lo que son 0,831 puntos. Esto baja también en las grandes empresas, desde el 2,903% al 2,088%, en total 0,815 puntos; incluso con la preferencia de ir hacia mercados en la búsqueda de recursos mediante emisiones de deuda, esto frenó el préstamo nuevo.

La disminución se hizo más patente de forma drástica durante la última parte del año, impulsada por una reactivación de la economía que produjo sorpresa pues fue un cambio a mejor, además del manguerazo del Banco Central Europeo con precios de risa. Es más, los bancos españoles acumulan más gracias al máximo de liquidez permitido en su programa de financiación, al 0,17% de TLTRO sujeto a que los recursos financien familias y empresas. Se pronostica una marcación en la tendencia por nuevas acciones del Banco Central Europeo, por ejemplo, la compra de deuda, que tuvo un efecto rápido y esperado, produciendo disminución mayor del precio con el que la banca levanta recursos y los presta.

Bajo estas circunstancias, la TAE de los préstamos se ha retirado a cifras que estaban hace cuatro años, aunque la composición es diferente. En las hipotecas deberíamos remontarnos hasta agosto de 2010 para ver intereses mejores. La TAE era del 2,598%, esto es 1,421% del Euríbor más un spread del 1,177%. Durante el mes de diciembre pasado cayó hasta el 2,727%, teniendo un Euríbor que no alcanzaba el 0,329%, un margen que ha ganado hasta el 2,298%.

Resultan operaciones con más beneficios, no es únicamente en precio, también se dirigen hacia clientes con mayores capacidades y muy vinculados. Existen ofertas hipotecarias con buenas condiciones, que exigen nóminas desde los 1500 euros y permiten contratar varias pólizas de seguros, con planes de pensiones e incluso garantizan el uso de tarjetas.