Préstamos privados sin nómina

Como el empleo ha caído de forma tan estrepitosa en nuestro país, es muy común que muchos usuarios de los bancos recurran a los préstamos privados sin nómina. La razón de esto es que las entidades bancarias han endurecido de tal manera sus condiciones que obtener un crédito sin una estabilidad laboral se ha convertido en una elección prácticamente irrealizable.
 
Préstamos privados sin nómina

Como las entidades bancarias revisan constantemente las condiciones económicas de los clientes y piden gran cantidad de justificaciones acerca de los préstamos solicitados, llegar a obtener uno de ellos se ha convertido en una tarea muy difícil de lograr. Por lo tanto recurrir a préstamos privados sin nómina en empresas de capital particular como la nuestra es la mejor opción que podemos contemplar en el panorama actual.

Para conseguir préstamos particulares en nuestra empresa tan sólo es necesario aportar una propiedad que será la garantía de los créditos que nosotros concedemos al cliente. Éste aval puede ser de tipo inmobiliario o de cualquier otra índole, lo cual significa que sirve un piso, un automóvil, piezas de arte, cualquier objeto de valor exceptuando las joyas. Hay numerosas posibilidades para un usuario que no dispone de empleo y de nómina mensual de conseguir liquidez monetaria.

Nuestra empresa ofrece la posibilidad de conseguir dinero a todas aquellas personas que no disponen de un empleo fijo, ni de unos ingresos estables y para ello ofrecemos numerosas opciones; una de ellas es poder pedir dinero por el vehículo que el cliente, esto significa que es posible solicitar préstamos usando nuestro propio coche, en primer lugar nuestros profesionales tasaran el vehículo y posteriormente se ofrecerá una cantidad de dinero que este entre el 30% o el 40%, dependiendo del valor que nos arroje la tasación. Para este objeto son también válidos los camiones, furgonetas, motos, etc.

Otro elemento a destacar de los créditos privados sin nómina que ofrece Banca Particular es que son concedidos y tramitados con una rapidez asombrosa, en menos de 72 horas se puede disfrutar del dinero en cuenta corriente.

Los créditos privados gozan de virtudes como por ejemplo podemos concederlos a cualquier persona aunque se encuentre en una situación de morosidad, inscrito en alguna lista de morosos tipo asnef. Las propiedades inmobiliarias que garanticen nuestros créditos deben cumplir el requisito de no tener cargas ni hipotecas y son válidos los pisos, viviendas, locales, etc. la única excepción son los solares, canteras o cualquier terreno, ya que estas posesiones están demasiado sujetas a fluctuaciones de sus precios en el mercado, normalmente aceptamos propiedades "fácilmente vendibles".

Los acuerdos que se firman para obtener cualquiera de estos créditos de capital particular se llevan a cabo ante la presencia de un notario, el cliente no tiene que desplazarse para realizar estas firmas ya que proveemos de este servicio en todo el territorio español, incluidas las islas.

Son múltiples ventajas las que ofrecemos a nuestros clientes para poder acceder a cualquiera de nuestros créditos, por lo tanto si aún tiene alguna duda puede consultárnosla a través de nuestro formulario web o bien poniéndose en contacto con nosotros mediante el teléfono de atención al cliente 930 13 04 16.