Si tengo una nómina baja, ¿puedo pedir un préstamo?

Probablemente muchos trabajadores en la actualidad se está haciendo la siguiente pregunta: si tengo una nómina baja, ¿puedo pedir un préstamo? se trata de una cuestión importante puesto que hay clientes que necesitan créditos, probablemente sean personas que tienen una urgencia monetaria importante, pero constantemente las entidades bancarias les deniegan el crédito.

Existen varias alternativas para pedir un préstamo en caso de tener una nómina baja; es verdad que las entidades bancarias son más rígidas y podemos afirmar que prácticamente ninguna ofrece préstamos o créditos con una nómina baja o sin ella. Por lo tanto el usuario, el trabajador necesita otra opción para obtener dicho crédito; esta alternativa sin lugar a dudas, debe venir del capital privado o particular.
 
Si tengo una nómina baja, ¿puedo pedir un préstamo?

Nosotros podemos ofrecer créditos sin nómina por lo tanto si se está preguntando “si tengo una nómina baja ¿puedo pedir un préstamo?” nosotros le responderemos que si, puede hacerlo gracias al capital privado, sin lugar a dudas es la solución para este tipo de problemas.

Como todos sabemos, es muy corriente que el pacto de un contrato de crédito está normalmente vinculado a una domiciliación de la nómina del consumidor; aunque esto solamente sucede en cajas de ahorros y bancos, ya que en nuestra empresa de prestamistas no hay ningún tipo de restricción ni impedimentos para poder tramitar las gestiones que desembocarán en el cobro del anteriormente citado préstamo sin nómina, o como una nómina reducida.

También puede ser que el usuario se encuentra en una situación de desempleo, pero esto ya no será un impedimento para poder tener acceso a préstamos y créditos. Nuestra empresa de prestamistas particulares solamente pondrá como condición inamovible el aportar una propiedad como garantía o; es decir, un bien inmueble, el cual puede ser una vivienda, un piso, locales, etc. estamos hablando de bienes en los que su venta no esté ligada a las constantes fluctuaciones, bajadas o subidas de precios; por esta razón nosotros descartamos todo lo que tenga que ver con parcelas, terrenos, solares.

Por lo tanto, si usted tiene una nómina baja, por supuesto que puede pedir un préstamo, esto ya no constituirá un impedimento para poder acceder a una línea de financiación. Ya que con nuestra empresa únicamente tendrá que aportar este requisito o aval, el cual debe encontrarse libre cargas y de hipotecas.

En el hipotético supuesto de que el consumidor no sea poseedor de una vivienda o cualquier otra propiedad inmueble, también ofrecemos la posibilidad de que cualquier otro individuo pueda avalar al cliente con su propio bien inmueble. Puede ser un familiar, un amigo, avalista, etc. no importa pero es muy importante que tenga conciencia de que para nosotros no constituye ningún impedimento el hecho de que el cliente no tenga una nómina fija mensual, puede encontrarse en situación de desempleo o simplemente disponer de una nómina reducida. Deje de preguntarse la siguiente cuestión “si tengo una nómina baja ¿puedo pedir un préstamo?” por supuesto que pueda hacerlo, para eso está el capital privado aunque usted figure en alguna lista de morosos o facturas impagadas como ASNEF lo único que debe hacer es informarnos de cuáles son sus pretensiones económicas y cuál es su situación, ya que nosotros realizaremos un estudio gratuito de viabilidad, sabemos que cada caso es particular y gracias a este análisis podemos afirmar que el éxito para el cliente está garantizado en la mayoría de los casos.

Conseguir obtener un crédito con una nómina baja es algo que le resultará muy sencillo y cómodo.