¿Cómo solicitar un préstamo sin tener nómina?

La actual situación de crisis está imposibilitando a muchas familias que puedan acceder a préstamos sin tener nómina, esto se debe a que los bancos han cerrado el grifo del crédito. Estas circunstancias han impulsado el auge de una serie de empresas de capital particular que otorgan préstamos privados a empresas y particulares.

Casi con toda seguridad que conocemos a alguien que en algún momento ha sufrido apuros económicos, todos hemos sabido de alguna persona que ha tenido que realizar reformas en su hogar, o llevar el automóvil al mecánico, alguna factura pendiente, etc. diversos gastos que a veces dificulta el hecho de poder llegar a fin de mes; es más, a veces resulta imprescindible satisfacer las deudas puntualmente, puesto que de no hacerlo se nos pueden ir acumulando intereses.

préstamos sin nómina
 
Con el advenimiento del capital privado muchas personas han podido resolver situaciones que de otro modo no habría sido posible salir, consiguiendo en forma rápida un préstamo sin nómina y aportando liquidez inmediata para poder hacer frente a deudas, gastos, etcétera. Estos créditos tienen la ventaja de que además pueden ser devueltos de una forma cómoda para el cliente, una serie de cuotas en plazos pactados entre el prestamista y el usuario.

Como todos sabemos las entidades bancarias piden una serie de requisitos mínimos para poder otorgar sus préstamos. Uno de ellos es poseer una nómina y no estar en situación de desempleo, de tal manera que no poseer estabilidad laboral es un fuerte condicionante para no poder acceder a estos préstamos sin nómina. Las empresas de capital privado sí que nos permite conseguir créditos sin nómina aún estando en estas situaciones precariedad laboral; los prestamistas privados únicamente ponen como requisito poseer alguna propiedad como garantía o aval.

Ante todo, es preciso tener en cuenta que este tipo de soluciones deben ser utilizadas como último recurso, es decir, cuando ya no existan otras alternativas para solucionar el problema. No hay que olvidar que pedir un crédito sin nómina siempre constituirá un trámite que no está exento de riesgos; en cualquier caso siempre es mejor tratar de que no se acumulen las deudas ni los intereses. Hay que destacar la rapidez con que son concedidos estos créditos sin nómina; pues en menos de 72 horas podremos tener ingresados en nuestra cuenta el dinero en efectivo, por supuesto cuando la empresa haya comprobado que la operación es viable.

Las gestiones para solicitar un crédito sin nómina de capital privado son mucho más simples que en los casos de las entidades bancarias, en ningún momento se nos harán más preguntas de las necesarias, ni nos pedirán justificantes, ni gran cantidad de documentos; todo es mucho más sencillo.